lunes, 16 de marzo de 2015

ROSA MONTÁS DE DUVERGÉ

Mujer ilustre, combatiente y entregada a la patria. Nació en 1813.

Desde que fue proclamada la República el 27 de febrero de 1844, hasta los días de mayo de 1849, su esposo, el general Duvergé, se dedicó enteramente a la defensa nacional., Rosa Montás, siempre estuvo a su lado. 

En los campos del sur fue testigo de los hechos de Ocoa, Las Matas, Cambronal y Cachimán 3ro, durante este tiempo se dedicó a curar heridos, también facilitó al general Bois, con que racionar las tropas de las fronteras de sus propios haberes.

 Asimismo, en diversas ocasiones, utilizó sabanas de su propiedad para vendar a los heridos del ejército libertador en los campos de la zona sur.

En Salvaleón de Higuey, el 19 de octubre de 1895, invalida y sumergida en la pobreza, murió doña  Rosa Montás, en la que fuera su residencia permanente desde 1849. Sus restos descansan en la iglesia de Higuey, sin ninguna lápida que ostente su nombre.

3 comentarios:

Latinas y Mas dijo...

pero nada habla de su historia, o de lo que hizo, porque no lo agregaron?

18 de febrero de 2017, 6:11
Rocio Celeste Terrero dijo...

no habla de nada solo de su esposo deve hablar mas de lo de la independencia que fue que hizo por que ese chin nadie va a poderle sacar probecho y no fue de su esposo que hablamos sino de ella

18 de febrero de 2018, 10:54
Pirrin Ding dijo...

Es que nuestra historia es un invento ingrato. De Rosa solo se habla en la Novela Rosa Montás escrita por Delmonte y Tejada en 1855. Ninguna familia dominicana ha sufrido tal martirio como lo sufrió la familia de Antonio Duvergé, Rosa Montás y sus niños.

15 de septiembre de 2018, 4:01

Publicar un comentario